Dióxido de carbono (CO2)

El dióxido de carbono o anhídrido carbónico es un gas ligeramente ácido, no inflamable, inodoro e incoloro. Se produce por la combustión del carbón o los hidrocarburos, la fermentación de los líquidos y la respiración de los humanos y de los animales. Presente en proporción débil en la atmósfera, se asimila por las plantas, que por su parte devuelven oxígeno, aunque últimamente esta recuperación natural no consigue equilibrar la gran cantidad de emisiones que se producen en nuestra sociedad.

Nuestra propuesta consiste precisamente en aprovechar la captura de las emisiones de este gas en su origen, antes de que llegue a la atmósfera, comercializando el gas obtenido mediante técnicas de captura de CO2, convirtiendo un potencial problema climático en un recurso económico. (+ info)

Sectores de aplicación del Dióxido de Carbono