Farmacología y biotecnología

Los laboratorios de investigación, ensayo y medición son determinantes para todo tipo de industrias, en todos los sectores, desde la automoción, energía, petroquímica, farmacéutica…

biotecnología

En la industria farmacéutica, el nitrógeno se usa en el proceso de transporte y envasado de los productos, para evitar posibles explosiones o incendios derivados de reacciones entre las sustancias utilizadas en el proceso de producción. Asimismo, también se usa para la inertización de los recipientes y depósitos de almacenamiento de las materias primas empleadas en la fabricación, e incluso para el envasado de productos en atmósferas protectoras, y se puede emplear como gas portador para el bazuqueo en la línea o en los tanques a fin de extraer los contaminantes volátiles y mejorar la eficiencia.

El enriquecimiento del aire de un proceso con oxígeno o su sustitución por esta sustancia durante la combustión reducen la cantidad de nitrógeno de ese proceso. Esto reduce a su vez el volumen de gas combustible, mejora la eficiencia térmica, aumenta los índices de rendimiento y reduce los requisitos energéticos.
En procesos de fermentación, el enriquecimiento con oxígeno puede también mejorar la capacidad y el rendimiento de biorreactores sin necesidad de realizar grandes inversiones de capital. La introducción de oxígeno puro puede restablecer el nivel de producción operativa a la vez que reduce el caudal total de gas así como la espuma y la inundación con gases asociadas

En el crecimiento de cultivos; una gran variedad de organismos diferentes como las bacterias se cultivan en cultivos biológicos en una atmósfera de gas. Cuando se necesitan atmósferas oxidantes, se utilizan mezclas de crecimiento aeróbico y, cuando se debe excluir al oxígeno, se usan mezclas de crecimiento anaeróbico. Normalmente se combinan diferentes cantidades de nitrógeno, oxígeno y dióxido de carbono, y sólo en ocasiones algunos gases especiales.