Fundición de metales

Existen un buen número de gases que se usan de forma individual o en forma de mezclas en diferentes procesos dentro de la producción de metales.

fundición

El oxígeno es un componente esencial del procesamiento de metales, y se utiliza para reemplazar o enriquecer el aire, aumentando por lo tanto la eficiencia de la combustión en la producción de metales férreos y no férreos.

El nitrógeno se utiliza como gas portador y de purga en la producción de acero, para prevenir la oxidación y puede utilizarse en procesos de tratamiento térmico.

El hidrógeno se utiliza para evitar la oxidación y es un componente clave los procesos de tratamiento térmico.

Podemos mencionar algunas de las aplicaciones más importantes, en función de distintas etapas de la fabricación y procesos relacionados.

mas

En el cubilote

Mayores eficiencias, menor gasto de energía incrementar la producción y la velocidad de fusión, reducir las tasas de coque, obtener química de fundido más homogénea y mejorar la recuperación de aleación. (+ info)

mas

En las cucharas

La oxicombustión, aplicada a las cucharas, puede conseguir ahorros del orden del 60-65% gracias a la considerable reducción de volúmenes de gases de escape calientes, en comparación con los precalentadores de aire-combustible. (+ info)

mas

En las líneas de fabricación de moldes y/o lingotes

Maximizar la producción y reducir mermas. (+ info)

mas

En la etapa de horneado

Existen distintas tecnologías para la fase de horneado, y por lo tanto distintas aplicaciones para cada una de ellas:

    Hornos de arco

  • Aumentar la velocidad de fusión y la productividad reduciendo costes y emisiones. (+ info)

    Hornos de inducción

  • Evitar la oxidación del metal durante la fundición, significa reducir costes de aleación y mejorar la limpieza y calidad de la fusión. El uso de sistemas de oxicombustible proporciona además calentamiento suplementario para fundir la carga con rapidez. (+ info)

    Hornos de mantenimiento

  • Además, el nitrógeno es utilizado para presurizar los hornos de mantenimiento respetando la inertización de las superficies de la colada para evitar el aumento de la oxidación por la presión ejercida.

    Hornos rotativos

  • Aumentar la producción y la velocidad de fusión, reducir emisiones y costes de combustible. (+ info)

    En los tratamientos térmicos finales

  • Una etapa fundamental para el resultado final del producto de fundición es el tratamiento posterior mediante diferentes técnicas que aprovechan la aplicación de temperaturas determinadas en atmósferas controladas, tanto en presión como en composición. (+ info)