Alimentación y bebidas

Mayor calidad y variedad, más tiempo de conservación, destinos más lejanos, costes más baratos... son retos de la industria alimentaria para atender a un mercado cada día más exigente y más disputado. ¿Qué se consigue aplicando gases?

Envasar en atmósfera modificada protectora EMAP

alimentación

Consiste en sustituir la atmósfera que rodea al alimento por una mezcla de gases adecuada, normalmente nitrógeno, oxígeno, dióxido de carbono, o mezclas entre los anteriores, que permita controlar las reacciones enzimáticas y microbianas, ralentizando la degradación de los alimentos y aumentando su tiempo de vida útil.

Los gases necesarios pueden adquirirse ya mezclados o por separado y realizar las mezclas en la propia instalación. Esto último, además de más económico y fiable, resulta muy interesante porque nos permite variar la composición de la mezcla y ajustarla en cada momento a nuestras necesidades. Combinar la posibilidad del mezclado a demanda con la instalación de generadores in situ es sin duda una de las mejores opciones posibles.

mas

Nitrógeno

mas

Oxígeno

mas

Dióxido de carbono

Con el envasado en atmósfera modificada conseguimos:

  • Mayor calidad del producto (aspecto, color, sabor, textura, olor...)
  • Más tiempo de vida útil
  • Menor uso de conservantes
  • Prevención o retraso de degradaciones enzimáticas y microbianas
  • Envases más atractivos y sugerentes

Repostería y panadería, bebidas carbonatas y no carbonatadas, leche y derivados, quesos, helados, postres, mariscos, pescados, frutas, verduras, legumbres, carnes rojas, carnes blancas y de ave, aceites y salsas, comidas preparadas, pasta fresca, embutidos…cualquier producto perecedero agradecerá un esfuerzo en su cuidado y conservación y aumentará su valor de cara a los clientes finales.


mas

Inertizar

Consiste en la sustitución de una atmósfera químicamente activa por otra químicamente inactiva. (+ info)

mas

Desoxigenar

La desoxigenación con gas inerte es un proceso que consiste en introducir en los líquidos alimentarios, como vinos o caldos, un gas inerte (nitrógeno, dióxido de carbono, mezclas...). (+ info)

mas

Hidrogenar

Los aceites alimentarios pueden hacerse rancios si se exponen al oxígeno. (+ info)

mas

Refrigerar

En la industria alimentaria el enfriamiento rápido se lleva a cabo por dos razones: aumentar la productividad y mantener estándares de higiene y calidad. (+ info)

mas

Conservar productos frescos

El nitrógeno es una alternativa natural, eficaz y rentable a los conservantes artificiales, ya que gracias a su uso se evitan la aparición de microorganismos que pueden deteriorar los alimentos. (+ info)

mas

Congelar

La congelación criogénica se caracteriza por ser la técnica mejor adaptada al dominio completo del frío, se utiliza fundamentalmente como fluido frigorígeno el nitrógeno líquido, el dióxido de carbono líquido. (+ info)

mas

Transportar alimentos

Los sistemas de refrigeración en el transporte garantizan que la comida refrigerada o congelada se mantenga a temperatura adecuada en todo momento. (+ info)

mas

Carbonatar bebidas

El dióxido de carbono disuelto en refrescos, cerveza y agua mejora el sabor de estos, intensifica el aroma y da sensación de frescor. (+ info)

mas

Aturdir animales

Optimizar la calidad del producto apoyando a sus políticas de trato a los animales y la mejora del entorno del trabajador son objetivos que pueden alcanzarse con el aturdido. (+ info)

mas

Desinsectar

Entre las diversas técnicas utilizadas en la desinsectación de cereales, tradicionalmente se han utilizado métodos físicos y químicos. (+ info)