Industria química

En la industria química tienen lugar una serie de procesos en los cuáles la inertización de los depósitos de almacenamiento es uno de los puntos más importantes, debido a la alta concentración de productos químicos. El mantenimiento de una atmósfera exenta de oxígeno en contacto con materias primas inflamables es un elemento de seguridad indispensable, tanto como por la seguridad del proceso de producción como por el mantenimiento de los estándares de calidad. Además, el nitrógeno se utiliza para las pruebas de presión de tuberías, transporte de agentes químicos, y la regeneración de catalizadores utilizados en procesos tecnológicos.

industria química

El nitrógeno también se utiliza por su cualidad como agente homogeneizador, para mezclar productos de distinta densidad, para disoluciones de sólidos en líquidos, para mantener sólidos en suspensión o bien para mezclas de fases en extracciones líquido- líquido.
Es corriente la necesidad de tener que eliminar productos volátiles disueltos antes del envasado en el proceso de fabricación química. La eliminación puede hacerse arrastrando las impurezas burbujeando nitrógeno a través de difusores situados en el fondo del depósito, quedando también inertizado.
Utilizado como gas presurizante, el nitrógeno facilita la propulsión de líquidos a través de tuberías. También se utiliza para proteger materiales sensibles al oxígeno del aire.

En los procesos de oxidación, el uso de aire enriquecido con oxígeno u oxígeno puro en vez de aire, es una forma probada, económica y segura de aumentar considerablemente la capacidad de las plantas existentes, reducir los costes de producción por unidad y mejorar el cumplimiento con las normativas medioambientales. En su forma más pura, el oxígeno se usa para producir muchos productos químicos importantes como el óxido de etileno y el dióxido de titanio.

El enriquecimiento con ox√≠geno del aire de combusti√≥n en una planta de regeneraci√≥n de √°cido sulf√ļrico, SAR, constituye un medio de incrementar la capacidad de regeneraci√≥n de √°cido de la planta. Este aumento de la capacidad puede lograrse de forma econ√≥mica, fiable, flexible y segura, con un coste mucho menor que otras alternativas. Entre las ventajas de esta tecnolog√≠a se incluye la capacidad de mantener las emisiones en niveles aceptables y continuar cumpliendo con la normativa medioambiental cuando se incrementan los niveles de producci√≥n. En la mayor√≠a de los casos, el enriquecimiento con ox√≠geno puede llevarse a cabo sin tener que desactivar totalmente la planta de SAR.

El dióxido de carbono se utiliza como materia prima en la producción química orgánica e inorgánica y puede reemplazar disolventes peligrosos en procesos de síntesis y separación química.

En el sector químico, el hidrógeno se utiliza fundamentalmente para fabricar amoníaco y metanol, pero también resulta vital en la producción de varios productos clave entre ellos, la anilina, el ciclohexano y diversos aceites no comestibles, plásticos y materiales aislantes.