Sector Sanitario - Hospitales

El sector sanitario resulta uno de los más sensibles y es por lo tanto uno de los sectores donde podemos aprovechar mejor las ventajas de la generación in situ de gases, mayor calidad y más controlada y asegurada, disponibilidad total a demanda y flexibilidad de uso entre otras.

hospitales

Mediante el uso del nitrógeno con aparatos usados con fines médicos se asegura una utilización más higiénica, ya que impide la proliferación de virus y bacterias, y además se alarga la vida útil de las herramientas ya que al ser un gas tan seco evita que se oxiden y las hace durar 3 o 4 veces más.
La principal aplicación del nitrógeno medicinal gas es su mezcla junto con el oxígeno medicinal para obtener aire sintético medicinal gracias a la intervención de equipos mezcladores de gases.

El oxígeno medicinal se utiliza de manera generalizada en todos los entornos sanitarios, con aplicaciones que van desde la anestesia hasta el tratamiento con inhaladores. Se emplea fundamentalmente para el tratamiento y prevención de la insuficiencia respiratoria, provocando un descenso de la concentración de los niveles de oxígeno en el organismo.

El dióxido de carbono es utilizado en la laparoscopia durante las cirugías de mínima invasión.