Alquiler de tecnología

Son muchas y diferentes las razones para alquilar la tecnología en lugar de adquirirla: Interés fiscal, políticas de no inversión, complejidad en la evaluación de inversiones, escasez de financiación, desconfianza a la innovación, imprecisión de las necesidades reales...

Para todos estos casos, y otros muchos, le ofrecemos nuestro servicio de alquiler. Nosotros nos encargaremos del estudio, instalación y mantenimiento de su sistema, usted sólo tendrá que pagar un alquiler y disfrutar de su servicio.

Creemos que puede servirle para atender necesidades puntuales de suministro, para realizar pruebas sobre la tecnología y su correcta integración en su industria, como fórmula de financiación para adquirir los sistemas mediante nuestra oferta de “alquiler con opción a compra” o, incluso para aprovechar las ventajas fiscales en su cuenta de resultados

Con el alquiler de tecnología queremos que disfrute de las ventajas de tener la solución en su casa, sin depender de logísticas de servicio, a demanda y cuando lo necesite, de forma sencilla y cómoda, más económica que la distribución, pero sin ninguna inversión previa.

Sabemos que lo más rentable es la instalación en propiedad, pero el alquiler supondrá un ahorro importante respecto al consumo a distribuidore, y puede servir para que usted conozca mejor su funcionamiento y aprenda a dimensionar mejor sus necesidades reales para valorar los resultados antes de decidirse a realizar inversiones definitivas.