¿Qué puede pasar si no se controla durante el proceso de elaboración de un vino el nivel de oxígeno acumulado?

Los consumidores de hoy son muy exigentes y en cuestión de vinos ese nivel de exigencia es todavía mayor. Quien aprecia un buen vino es porque también tiene conocimientos suficientes como para detectar cuándo un caldo no está a la altura de las expectativas.

Presentamos un sistema único en el mercado: Un sistema de generación de nitrógeno “in situ” con ajuste automático de pureza y control remoto

Una edición más nos podréis encontrar en ENOMAQ (pabellón 9, calle B, nº 24).

Como sabéis, somos una empresa especializada en la inertización de procesos de vinificación y por ello no podemos perdernos este cónclave tan importante en el mundo del vino.